Programa Celuless MHC, control de «celulitis»


La celulitis, tal vez, sea uno de los inesteticismos que más nombres y definiciones ha tenido en el tiempo, así como múltiples enfoques y tratamientos.

Dentro de los nombres, el más adecuado es el de PEFE, pues nos da cuenta de las alteraciones que suceden y de ese modo podemos clasificar y según eso, definir el tratamiento más adecuado.

A pesar de recibir, además, otros nombres como el de lipodistrofia, en el mundo de la medicina estética su denominación más común (pero no por eso correcta) es «celulitis».

La celulitis afecta mucho más a  mujeres que a hombres.

En cuanto a las alteraciones, es importante señalar que se trata de una enfermedad que afecta al tejido celular subcutáneo (grasa) en diferentes magnitudes, desde etapas leves a manifestaciones severas.

 

 

Estas alteraciones se pueden resumir en (Fig) :

  • Enlentecimiento de la circulación, se dificulta el drenaje linfático y por lo tanto acumulación de toxinas.

  • Aumento de la viscosidad de la matrix extracelular.

  • Engrosamiento de las fibras subcutáneas

  • Sobrecarga de grasa en adipocitos (células propias del tejido graso)

  • Engrosamiento de la dermis (la segunda capa de la piel)

Ciertamente no se presentan todas todo el tiempo ni en todos los casos.

nueva-imagen-3

 

 

 

 

 

 

Causas

Se pueden dividir en:

Factores predisponentes o primarios:

  • Herencia

  • Étnicos

  • Constitucionales

Factores Determinantes o Secundarios:

  • Hormonales

  • Neurodegenerativos

  • Circulatorios

Factores desencadenantes o terciarios:

  • Dieta

  • Sedentarismo

  • Tabaquismo

  • Alteraciones Posturales

Clasificación de la Celulitis (Fig):

  • Grado 1: No presenta signos

  • Grado 2: La piel es lisa y uniforme con el paciente de pie o acostado. La «piel de naranja» se evidencia al pellizcar la piel o la contracción muscular.

  • Grado 3: Las irregularidades son visibles sin ninguna maniobra.

  • Grado 4: Se observan las características del grado anterior, más elevaciones y depresiones con aspecto nodular.

nueva-imagen-2

Más allá de las etapas descritas en el punto anterior, las zonas afectadas pueden tener 3 formas de presentación, y pueden coexistir en una misma persona. Así estas zonas se pueden presentar del siguiente modo:

  • Flácida: En glúteos, cara interna de muslos, o posterointerno de los brazos de mujeres mayores de 40 años. La causa es una pérdida de elasticidad territorial acompañada o no de flaccidez de la masa muscular.

  • Edematosa: Se presenta en mujeres de mediana edad con manifestaciones de enfermedad venosa y linfática (várices, telangiectasias, edema linfático) y con imagen de piernas en columna. Generalmente se presenta dolor en forma espontánea y sensación de piernas pesadas. En la zona de celulitis, la piel se palpa espesa, menos elástica y más fría.

  • Compacta: Abundan los nódulos y la fibrosis. Dolor a la presión y no de forma espontánea. La piel está fría, seca y con «pocitos».

TRATAMIENTO EN MEDINTEGRA:

Evaluación Sistémica o General del Paciente: en Medintegra abordamos cada uno de los siguientes aspectos y se entregan las medidas necesarias para corregir cada una de las alteraciones que influyen en la génesis y mantención de la celulitis y/o dificultan el éxito de la terapia.

Cabe señalar que la celulitis no es algo fácil de tratar por lo cual se requiere un alto grado de compromiso por parte de la paciente en cuanto a la disposición a realizar los cambios sugeridos.

  • Dieta Saludable:

    • Es fundamental el cambio de hábito alimentario. Se debe evitar el consumo cereales refinados, azucar y endulzantes, lácteos, carnes y sal refinada. Preferir granos integrales, aumento de consumo de frutas y verduras. En medintegra, entregamos una pauta o derivamos a nutricionista según cada caso.

  • Estilo de Vida

    • El sedentarismo nos complica la vida y la salud. Es determinante el ejercicio físico para contribuir a un mayor éxito en la terapéutica para la celulitis.

  • Factores Psicológicos

    • El estrés, la ansiedad y los malos hábitos de sueño, tan frecuentes en la «vida moderna», deben ser corregidos.

  • Factores Medicamentosos:

    • El uso frecuente de relajantes musculares, antiinflamatorios y anticonceptivos orales contribuyen a la génesis y mantención de la celulitis y se debe considerar suspender el uso para favorecer la respuesta a tratamiento.

  • Factores Posturales

    • La permanencia de pie por largos periodos de tiempo, así como el uso de tacos o ropa ajustada, dificulta el retorno circultario y el drenaje de las extremidades inferiores y/o abdomen.

  • Factores Digestivos y Urinarios

    • En la vida moderna, la afección del higado, intestino y riñon, nuestros principales órganos de eliminación de desechos, están por lo general bastante congestivos y sumado a eso, un exceso de carga tóxica (por malos hábitos), hacen que sea necesario evaluarlos siempre previo al inicio de cualquier terapia enfocada en la reducción de celulitis, puesto que los tratamientos están enfocados en la eliminación de toxinas acumuladas en las zonas afectadas y estas irán a circulación para ser eliminadas por hígado, riñon e intestino. Así que es de capital importancia evaluar y fortalecer la función de estos órganos.

Tratamiento Local o Específico en la zona afectada:

Una vez evaluado y habiendo clasificado la condición del paciente, en medintegra tenemos las siguientes herramientas para el manejo de cada caso. El número de sesiones y el método a utilizar se evalúa caso a caso dado que para nosotros cada paciente es único.

  • Mesoterapia: Inyección subdérmica de diferentes medicamentos para lograr una función específica. Puede ser local en la zona afectada, así como también a distancia, por ejemplo para fortalecer la función de riñón, higado, cólon, etc.

  • Hidrolipoclasia: Técnica que consiste en la inyección subcutánea de suero y luego se aplica ultrasonido. Este último debe ser calculado y dosificado, según cada caso. Además en medintegra, hemos desarrollado fórmulas de productos inyectables junto con el suero que se inyecta para que quede un efecto que permanezca más allá de la sesión.

  • Carboxiterapia: Genera la producción local de bicarbonato, mejora la circulación, la oxigenación del tejido, y el aumento de nutrientes en el sitio de aplicación, además según la técnica que se utilice genera un efecto reafirmante de la piel y evita la flacidez.

  • Aceites Esenciales de aplicación tópica: Se hace una combinación de ellos según el caso.

  • Subsición: es una técnica no muy difundida que consiste en hacer incisiones con una aguja especial, por debajo de la piel. Se debe usar una anestesia local infiltrativa en la zona a tratar. La técnica se utiliza en casos de celulitis fibrosa con alto grado de retracción. Generalmente se producen hematomas.

  • Drenaje Linfático: Servicio externalizado por el momento.

Si deseas tomar hora para tratamiento haz click Aquí